jueves, 15 de noviembre de 2012

Corrupción en el Tribunal de Bayamo-Granma, instructor, y Seguridad del Estado


Dania Virgen García

Elena Ramírez Agüero y Yunin Caridad Soriano Arias, tía y esposa respectivamente de Osmany Castellón Ramírez, acusan al instructor de la policía Ernesto Lugo López y a jueces, fiscales y al presidente del  Tribunal de la Provincia Granma por corrupción y falsificación de documentos, en la causa 251/2010, seguida por los delitos de “producción, venta, demanda, tenencia ilícita de drogas, estupefacientes, sustancia sicotrópicas, y otras de efectos similares” (así figura en la copia de sentencia, dictada por el tribunal antes mencionado).

Aseguran Elena Ramírez y Yunin Caridad Soriano que Osmany Castellón y  Evelio Leyva Rodríguez, quienes extinguen sanción en la Prisión Provincial de Ariza, Provincia de Cienfuegos, son inocente del delito que se le atribuyen, que en el juicio se demostró que nada tenían que ver con los demás acusados, sancionados por recuso de casación a 8 años de privación de libertad.

La abogada del recluso Osmany Castellón, Ana Rosa Suero Coronado, en recurso de casación penal expuso que las investigaciones y documentos que se originaron en el expediente de fase preparatoria EFP, 3-888-2009, seguido por la Causa 251/2010, se hallaron fraudulentas las firmas del oficial del Departamento Nacional Antidrogas (DNA) Maikel Hernández González. Las mismas fueron falsificadas y acuñadas por el instructor del caso Ernesto Lugo. Solicitaron que se realizaran las pruebas caligráficas, en los folios 171, 174,177, y 179, negándose esta en acta de fecha 19 de noviembre 2010,  violadas por el artículo de procedimiento penal, 286, y 287.

En el juicio oral él  se probó que las firmas que aparecieron no fueron realizadas por el oficial Hernández, del DNA.

¿Como pudo el tribunal privar de libertad a dos personas inocentes? Su inocencia fue  comprobada por la abogada, pero fueron privados de libertad, violando el  tribunal antes mencionado los artículo de la ley de procedimiento penal, 70-4, y 44-A.

Osmany Castellón y Evelio Leyva  enviaron cartas de reclamo por su inocencia a todas las instancia del gobierno, y la fiscalía militar provincial en La Habana, acusando al instructor Ernesto Lugo, a los jueces, fiscales, y presidente del tribunal involucrados por los delitos de abuso en el ejercicio del cargo, y de acusaciones falsas, delitos que son sancionados por la ley, pero nunca obtuvieron respuesta. Siempre fueron amparados los corruptos antes mencionados.

En una ocasión Osmany, le preguntó al principal acusado, Fernando Jerez Olivera, por qué estaba preso e involucrado en ese delito si ellos no se conocían, y este le manifestó que su papá (con el mismo nombre) era de la Seguridad del Estado, de la provincia de Granma, quien falleció antes de efectuarse el juicio, y que toda la culpa la tenía su padre quien también estaba involucrado en el caso.

Más de 80 firmas se han recogidos por reclusos que reclaman la inocencia de Osmany, y Evelio Leyva quien continúa en huelga de hambre en dicha prisión desde hace más de 12 días, porque asegura que es una treta de la Seguridad del Estado. Refiere que en una ocasión, oficiales del DSE le advirtieron que “se iba a podrir en la cárcel por tener relaciones con el opositor Antúnez”.

La tía y esposa de Osmany reclaman justicia. “Queremos que el mundo sepa que en Cuba se sanciona injustamente, y abusan de sus cargos los oficiales del MININT, los jueces, los fiscales  y los presidentes de los tribunales”.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Top WordPress Themes